Cultura, la segunda línea de defensa

Actualizado: sep 10

Tiempos complicados se viven en el mundo entero, el replanteamiento de nuestra vida en sociedad y la forma en la que administramos nuestro tiempo se han transformado drásticamente de un espacio infinito de disfrute a cuatro paredes contadas en pocos metros cuadrados. Ya los gobiernos han girado acciones de contingencia y escudo para evitar el destrozo de la economía y la política capitalista como la conocemos. Todo el mundo en cuarentena y uno de los sectores sociales menos apoyados por los gobiernos, entran a tomar gran protagonismo en este tiempo de crisis.

Irónicamente, la Cultura se convierte en el centro del mundo y el uso de las plataformas digitales a permitido que esta redefina su proyección y disfrute de una manera tal vez forzosa pero inevitablemente positiva y llena de oportunidades. Con el mundo colapsado, la economía paralizada y la población mundial encriptada en su casa, la Cultura se torna un elemento muy atractivo y que además de entretener, está aportando un efecto terapéutico y desestresante como pocas veces ha sido visto.

El potencial se demuestra

Siempre se ha puesto a la cultura en el centro de todo, se dice que es la esencia de una sociedad, la forma en la que el ser humano proyecta su mejor manera de ser y la posibilidad en la que alma comunica su fuerza y pasión. Metáforas interesantes que nos ponen a pensar sobre la veracidad de esa importante colocación de la cultura en la columna vertebral de la sociedad y el poco apoyo o respaldo que se da en realidad. ¿Es esta la oportunidad que necesitamos? Tal vez en tiempos como estos en donde los artistas, cultores, gestores y todos los trabajadores de la cultura y el arte podemos realmente decir ¡Ey, si somos importantes! Esta oportunidad de demostrar lo que podemos hacer y además mostrar que no existen barreras que nos limiten a hacerlo será clave en el posicionamiento que queremos y en la validación social que hemos venido luchando en los últimos años para que nuestra profesión sea vista como una más del resto de ofertas profesionales. Es momento de demostrar que si somos capaces de desarrollar todo un abanico de ofertas para la población y exigir a nuestros gobernantes la visibilización que merecemos.

Grandes esfuerzos unidos

En todo el mundo ya se están viendo las movilizaciones culturales en apoyo a la crisis. La gran oferta cultural vista en las redes sociales juegan en este momento, en un esfuerzo unido del sector, que no solamente respalda la fortaleza de una cuarentena entretenida y versátil sino que también, nos une como gremio, enseñándonos que unidos somos capaces de grandes cosas que seguramente en otro contexto y en la individualidad no sería posible. Vemos entonces una amplia oferta de actividades y entretenimiento que abren la agenda de todos a disfrutar de eventos diferentes todos los días. Algunos en la modalidad de «en vivo», otros en plataformas abiertas y unos pocos desde las webs oficiales de grandes instituciones culturales, todos gratuitos y al alcance del mundo entero con tan sólo un clic. Conciertos, conferencias, espectáculos, clases, talleres, recorridos virtuales y más son tan solo una muestra del gran trabajo y aporte de la cultura en tiempos como este.

La cultura entra al protagonismo ante la caída de la proyección cultural tradicional, esta se transforma y da un alivio a los cuarentenados quienes tienen mas que nunca una y mil maneras de entretenerse con eventos de calidad. Visitas virtuales a los museos mas importantes del mundo, conciertos en vivo con artistas increíbles, con orquestas, con sinfónicas, espectáculos de comedia, películas, cursos de educación a distancia, música y otros más modifican por un momento el espacio habitual de estancia en un salón de baile, en una cafetería, en un aula o en una sala de conciertos. En donde la imaginación nos invita a desarrollan ese espíritu creativo y a sacar lo mejor que llevamos dentro. Las ofertas están abiertas a todos, sin discriminación, sin barreras sociales, sin la necesidad de monetizar mi experiencia. Será entonces que al finalizar esta crisis logremos hacer ver la importancia de la cultura en la sociedad y que es necesaria apoyarla, Invertir en ella, abrir espacios de profesionalización más allá de una proyección efímera, que las garantías laborales son también un derecho de todos y todas los que trabajamos en este sector y que no somos vagabundos, no asumimos esto por pasatiempo y que así como tenemos deberes con la sociedad, también tenemos derechos. Es una muy buena oportunidad para hacerlo y la mejor manera de lograrlo es unidos. La ironía del protagonismo de la cultura en este momento solo nos demuestra que, es una necesidad básica del ser humano, es lo que al final nos permite respirar, aliviar y tomar fuerzas para salir al mundo y seguir adelante. Y que podemos hacer mucho más, sin tan solo lográramos crecer como gremio, como sector profesional y tener un espacio en la sociedad y en la fuerza laboral como realmente lo necesitamos. Ya veremos como reaccionan los gobiernos al ver la mejor faceta de la sociedad inspirada por el arte. Ese sería un avance increíble y un sueño hecho realidad para muchos, no olvides «La Cultura, transforma vidas»


Share on: WhatsApp

#cultura #CulturayCOVID19

LogoBlanco.png

Todos los derechos reservados

Wiljimenezkuko.com   (2020)

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn